Durant les reunions entre el cap de l’Oficina Antifrau de Catalunya i Jorge Fernández Díaz, el primer li va presentar al ministre de l’Interior un pla per enderrocar Artur Mas i impulsar al lideratge de Convergència (CDC) Germà Gordó, aleshores conseller de Justícia de la Generalitat. L’estratègia comptava amb el suport de destacats empresaris catalans oposats a la independència. A continuació una part més de les converses, que ha tret a la llum el diari digital Público:

De Alfonso: “Por mi cuenta he ido moviendo hilos, siempre he ido proponiendo ideas y cuando he ido hablando con empresarios… yo te lo voy a resumir mucho. Hemos hablado con Isidre Fainé [presidente del Grupo La Caixa], desayunamos todos los meses y comentamos cosas; con José Luis Bonet [presidente de la Cámara de Comercio de España y de Freixenet], que incluso viene a las comidas que yo organizo en Santander en verano; con Julio Fernández, de la asociación de empresarios gallegos de Catalunya; con José Manuel Lara [presidente del Grupo Planeta y de Atresmedia Corporación, fallecido en 2015] y vas hablando con empresarios fuertes y dicen: “Esto lo tienes que hablar, esta es una salida”.

“Y, por supuesto, con la gente de Unió también, que está dispuesta a segregarse de Convergència si esto sigue adelante y así me lo han hecho saber. Hasta el punto, y te lo digo a ti, a mí me llegó a decir el delegado de Gobierno, Fernando Brea [empresario y político catalán. Delegado territorial del Govern de la Generalitat en Barcelona entre 2013 y 2015. Miembro de Unió Democràtica de Catalunya desde 1997]: “Nosotros nos vamos a separar si esto sigue así, y tengo el encargo de buscar gente para reforzar el partido”. En fin, me consta que se separarían.”

“Y, en Convergència, la persona con la que yo mantengo… porque es la persona que en su momento el presidente dijo cumpliendo con la nueva Ley de la relación Gobierno de Catalunya y Oficina [Antifraude], a mi me puso de interlocutor a Germà Gordó [i Aubarell. Abogado, es ahora diputado y preside la Comisión de Justicia del Parlament de Catalunya, pero fue conseller de Justícia de la Generalitat de 2012 a 2016].”

“Él reconoce que Convergència es ahora mismo una jaula de locos. Que hay gente, te digo los nombres, Josep Rull [coordinador general de Convergencia Democrática de Cataluña y diputado en el Parlament] y Francesc Homs [consejero de Presidencia y portavoz de la Generalitat], fundamentalmente, que son de los que dicen: “Este partido está ganado, en agosto de 2015 lo hemos conseguido todo…” Pero hay gente que dice también lo contrario. “Esto, lo hemos perdido ya”. Y el presidente, por desgracia, el president de la Generalitat, está en la idea de “palante, palante, palante”.

“Sin embargo Germà, que es un hombre muy ambicioso, así me lo habían hecho saber compañeros suyos en su momento pues a mí se me ocurrió pensar en él como alternativa, porque lo que yo tengo en cabeza es que se solucione esto de la siguiente manera…”

“A mí no me preocupa el día 9 de noviembre, ministro. Germà Gordó me dice que no las va a haber, que no las va a haber por supuesto, pero que no las quieren hacer y ellos tampoco las van a llevar adelante con una suspensión del Tribunal Constitucional.”

El diputat de JxSí Germà Gordó, exconseller de Justícia de la Generalitat, avui a la tarda ha assegurat a través d’un comunicat que no ha “participat en cap conxorxa per tal de descavalcar el president Mas”.